Proporción, luz y materiales.

Quién mejor que John Pawson para conseguir una perfecta armonía entre estas tres palabras, que son la clave para conseguir un buen resultado en cualquier tipo de diseño, consiguiendo despertar grandes sensaciones en cada mirada a sus obras.
La luz, trabajando tanto la natural como la artificial, consigue en el espectador despertar un sentimiento de calma, bienestar, tranquilidad,  que luego combina perfectamente con los materiales, utilizando sobretodo maderas claras en los interiores de las viviendas, aportando así la parte cálida, todo ello cuidado con una proporción exquisita, consiguiendo una total unidad.
Una de sus frases, que mejor explican su manera de trabajar y que a mi más me influye a la hora de diseñar un espacio es:  “Al final uno intenta que el edificio no parezca una acumulación de cosas pegadas. Supongo que si funciona, si se logra el efecto deseado, si al mirar el edificio tienes la sensación de que ha sido construido en piedra, pues entonces estará bien”
En sus obras rehuye de todo tipo de ornamentación, controlando hasta el más pequeño de los detalles, es por esto por lo que se le clasifica como minimalista, aunque él no se siente identificado con ningún término que no sea el suyo propio.
Hablando un poco sobre su vida, se trata de un arquitecto nacido en 1949 en el condado de Yorkshire, Inglaterra.  Su pasión por el diseño y la arquitectura se despiertan sobre los 30 años en Japón, donde conoce a su amigo Kurumata.
A continuación os dejo algunas de sus obras que consiguen fascinarme y provocar esas sensaciones que sólo él es capaz de conseguir. ¿Lo percibís?





This entry was posted in . Bookmark the permalink.

2 Responses so far.

  1. Post muy interesante ! =D John Pawson tiene un estilazo !

Leave a Reply